©®1996-2016 TODOS los derechos reservados. ALL rights reserved!
PO Box 64231, Souderton PA 18964 USA
-
-
2016 Jose Viera Publications
| Inicio | Principio del Artículo | Otros Artículos | Publicaciones | ¿Quién es José? | Contacto |
Escrito por José M. Viera
©®1996-2016 Todos los derechos reservados.
ALL rights reserved.
Biblias Que Confunden Y Enredan
Por José M Viera

Otros temas relacionados: | Biblia Del Oso | Revista PJV JV0102-01 |

Nota: Quiero ser transparente y claro desde el principio. No estoy en contra del uso de otras Biblias.
Personalmente, tengo una colección de casi 100 versiones de la Biblia. Mi revisión favorita es la
Reina-Valera 1960, PERO constantemente uso otras para enriquecer mis estudios personales.
Reconozco que hay personas que no son como yo, y pudieran sentirse confundidos y enredados por la
variedad extensa de otras Biblias. De ahí surge la idea de escribir este tema. Espero que les sea de
bendición.

Parece mentira que con tantos estudios y adelantos en nuestra sociedad,
todavía hay gente que no entiende la Biblia. Esta quizá sea una de las razones
por la cual tenemos tantas versiones hoy día. También hay otra razón muy
importante y es la transformación que ha sufrido nuestra lengua durante los
años. El español o castellano que hablamos hoy no es el mismo que se hablaba
cien años atrás; y dependiendo el país de procedencia, nuestro español también
puede variar. Otro gran problema que enfrentamos es la nueva generación de
hispanos que viven en los Estados Unidos. Muchos de nuestros jóvenes hablan
más inglés que español, y esto impide muchas veces la comunicación entre la
generación más vieja y la moderna.

¿Se ha hecho usted esta pregunta alguna vez mientras lee la Biblia: "¿Qué
quiere decir eso?" Tenemos que ser sinceros: hay palabras en la Biblia que son
difíciles de entender, o sea, no son palabras de nuestro conversar diario. ¿Qué
hacemos, pues, en semejante situación? Si compro una versión más
contemporánea, allí también encuentro palabras que no entiendo. Y podré así
pasar mi tiempo, comprando y buscando la versión ideal, y nunca la hallaré.
Todas las versiones de la Biblia tienen una que otras palabras que son difíciles
de interpretar. ¿Qué hago entonces? ¡Esa es la pregunta que se hace difícil
contestar.

La Biblia, versión Reina-Valera 1960, es considerada como la versión clásica,
más respetada y aceptada en el mundo hispano. Muchas veces trato de
aguantar las ganas de reírme cuando escucho a personas decir que la
Reina-Valera 1960 es la única versión correcta de la Biblia. Estas personas
rechazan todas las versiones modernas, como si hubiera algo mágico o místico
en el año 1960. Debemos recordar que antes del 1960 habían otras versiones de
la Reina-Valera, como la versión del 1909, 1602 y 1569. Yo conozco personas
que sólo leen la antigua versión, la del 1909, y ellos piensan lo mismo sobre la
version del 1960. O sea, la consideran una versión adulterada. ¡Qué
controversia! ¡Qué enredo! ¿Quién está en lo correcto?

Si somos personas razonables tenemos que reconocer que debido al cambio de
nuestra lengua durante los años, las revisiones a la Biblia han sido necesarias.
Tomemos por ejemplo, algunas palabras o frases de la antigua versión (nota:
lea despacio y pronuncie bien, especialmente con los acentos-- y dígame si
entiende lo que lee o si se siente un poco ridículo hablar español de esta
manera):

>>>
"Díjetelo ya días há" (Isaías 48.5, ARV)
¿Qué es lo que realmente dice ese versículo? Bueno, sería mejor ir a la
Reina-Valera 1960, para ver lo que dice:
>>> "Te lo dije ya hace tiempo"  (Isaías 48.5, RV60)
Ah, éste sí lo entiendo mejor. Como ustedes pueden ver en éste simple
ejemplo, hay una gran diferencia en la forma de hablar del 1909 y en la forma
de hablar en el 1960. Sin embargo, ambas versiones dicen exactamente lo
mismo. La versión moderna del 1960 no le quitó la puerza del versículo, sino
que lo tradujo en una forma en que todos lo podemos comprender. Veamos
otras comparaciones entre la Antigua Versión y la Reina-Valera 1960:

Ruégote = Te ruego (Jueces 6.18)

Ezechîas = Ezequías (2 Reyes 18.10)

Sophonías = Sofonías (Jeremías 52.24)

En el principio crió Dios =  En el principio creó Dios (Génesis 1.1)

Concíliate con tu adversario presto = Ponte de acuerdo con tu adversario
pronto (Mateo 5.25)

Dícenle = Le dijeron (Juan 8.4)

Maravillábanse = Se maravillaban (Juan 7.15)

El hombre animal = el hombre natural (1 Corintios 2.14)

Lo flaco del mundo escogió Dios = Lo débil del mundo escogió Dios ( 1
Corintios 1.27)

Cuando soy flaco, entonces soy poderoso = Cuando soy débil, entonces soy
fuerte (2 Corintios 12.10).

Pudiera seguir dando ejémplos, pero creo que ya entienden que hay una
diferencia entre la versión del 1909 y la del 1960. A simple vista, cualquiera
pudiera pensar que cuando somos flacos, o sea, cuando rebajamos de peso,
somos fuertes. ¿Verdad? ¡Ojalá fuera eso! Sin embargo, los lectores de ese
tiempo entendían lo que ese versículo quería decir. "Flaco" aquí no se refiere a
lo opuesto de gordo, sino que se refiere a "ser débil". La versión del 1960 aclara
el sentido del versículo para la generación contemporánea. Por lo tanto, no
podemos decir que lo moderno o contemporáneo es malo. Sin embargo, hay un
balance que debemos mantener y una línea que no se debe cruzar. ¿Hasta
dónde iremos modernizando el lenguage de la Biblia? Todos sabemos lo que le
sucede a una bebida cuando se le echa mucha agua: con el tiempo pierde su
sabor y pureza y se vuelve aguada. Lo mismo está pasando hoy con muchas de
las versiones contemporáneas de la Biblia: le han echado tanta agua al
mensaje, que ha perdido su belleza, pureza y sabor. Por eso escribo este
mensaje, para despertar la conciencia del lector.

¿Por qué será que la Reina Valera Actualizada [no confundirse con Reina Valera
Contemporánea], dejó fuera del texto a 1 Juan 5.7, donde dice: "Tres son los
que dan testimonio en el cielo: el Padre, el Verbo y el Espíritu Santo; y estos
tres son uno"? El versículo 7 en esta versión  simplemente dice: "Porque tres
son los que dan testimoio". Y como reporté anteriormente en otra publicación,
en muchas Biblias modernas, Mateo 17.21, simplemente no aparece. Cuando
buscamos explicación a estas cosas siempre nos dicen lo mismo, o sea, "hacen
referencia a los manuscritos antiguos". Parece que muchas personas quieren
ampararse bajo esa excusa de los manuscritos antiguos para quitarle o añadirle
a la Biblia. Para ellos hay un mensaje divino: "Yo testifico a todo aquel que oye
las palabras de la profecía de este libro: Si alguno añadiere a estas cosas, Dios
traerá sobre él las plagas que están escritas en este libro. Y si alguno quitare de
las palabras del libro de esta profecía, Dios quitará su parte del libro de la vida,
y de la santa ciudad y de las cosas que están escritas en este libro" (Apocalipsis
22.18-19). ¡Lo que falta ahora es que ellos quiten estos versículos de la Biblia!

Estimado Lector, he tomado este tiempo para compartir contigo estas cosas que
son de suma importancia. La Palabra de Dios, la Biblia, ha sufrido mucha
persecusión en la historia humana. Hoy día está pasando por grandes revisiones
y cambios. Algunas revisiones son necesarias pero otras son simplemente un
esfuerzo deliberado en "aguar" el mensaje de Dios, para acomodarlo a las
normas de nuestra sociedad pecaminosa. Hagamos el esfuerzo por estudiar la
Palabra de Dios diariamente. Y, "no te limites en marcar tu Biblia, déja que ella
te marque a ti". ¡Qué Dios te bendiga siempre!

¿Cuál versión de la Biblia es tu preferida? ¿Cuántas Biblias tienes? Si este
artículo te fue de bendición, te invito a que me escribas hoy mismo a:
José M. Viera -- PO Box 64231 -- Souderton PA 18964 USA
También me puedes enviar un mensaje desde mi página de
contacto.
w w w . j o s e v i e r a . c o m
w w w . j o s e v i e r a . c o m