-
©®1996-2016 TODOS los derechos reservados. ALL rights reserved!
PO Box 64231, Souderton PA 18964 USA
-
2016 Jose Viera Publications
| Inicio | Principio del Artículo | Otros Artículos | Publicaciones | ¿Quién es José? | Contacto |
Escrito por José M. Viera
©®1996-2016 Todos los derechos reservados.
ALL rights reserved.
w w w . j o s e v i e r a . c o m
Conviértete en alguien digno de imitar
Por José M Viera

El apóstol Pablo dijo muchas cosas que pudieran ser clasificadas como
controvertidas, y entre ellas, está el pasaje de 1 Corintios 11.1 (RV1960):
“Sed imitadores de mí, así como yo de Cristo”.

¿Cómo es que este hombre se atreve a decir que lo imiten? Y para ser más
directo: ¿Cómo nos atreveríamos nosotros a decirle a las personas que nos
imiten? Eso suena como “arrogancia” de primera clase. Pero, antes de juzgar
al apóstol Pablo por su “supuesta” arrogancia, examinemos cuidadosamente
sus palabras, especialmente la parte donde él dice: “Así como yo de Cristo”.

La última parte de ese verso es la parte central y más importante. El
ejemplo que Pablo quería que siguiéramos era la vida de Cristo. Pablo,
siendo humano e imperfecto (como todos nosotros), se había propuesto
imitar a Cristo (y Cristo fue perfecto en todo el sentido de la palabra). En
otras palabras, Pablo está diciendo: “Sigan mi ejemplo, porque realmente yo
sigo el ejemplo de Cristo”.

Meditando en esto, debiéramos hacernos esta pregunta: —¿Estamos
viviendo de tal manera que otros puedan seguir nuestro ejemplo? Recuerda,
Pablo era tan humano como lo somos nosotros. Y si él pudo decir esas
palabras (inspiradas por el Espíritu Santo), nosotros también podemos vivir
una vida que inspire y motive a otros a seguir a Cristo. Pero, tenemos que
estar seguros de que seguimos el ejemplo de Cristo.

Este reto y estas palabras no son para el líder solamente, sino para todo
seguidor de Jesucristo: ¡Conviértete en alguien digno de imitar!