-
-
-
-
La Historia de Halloween
w w w . j o s e v i e r a . c o m
| Inicio | Principio del Artículo | Otros Artículos | Publicaciones | ¿Quién es José? | Contacto |
Escrito por José M. Viera
©®1996-201
7 Todos los derechos reservados.
ALL rights reserved.
Millones de personas en diferentes partes del mundo celebran el Día de
Halloween, en la noche del 31 de octubre. A simple vista, es una noche
encantadora y divertida, donde grandes y chicos se disfrazan, visitando las
casas de los vecinos, y juntos participando de una actividad muy sana e
inocente. ¿Sana e inocente? ¿Conocemos realmente la historia de
Halloween? (Lea también:¿Es malo celebrar Halloween?)

La historia de Halloween es mucho más antigua que la del cristianismo, con
unos 3,000 años de historia y tradición. Esta celebración es de origen
druida. Los druidas eran las personas más poderosas y de influencia de los
celtas, quienes eran las tribus bárbaras que habitaban las Galias, o sea,
Francia, Irlanda, Gran Bretaña y otras partes de Europa Occidental, antes
de la conquista romana. Los celtas eran guerreros e impetuosos en el
combate. Preferían morir antes que perder la libertad. Muchas de las
salvajes costumbres de estas tribus testifican sobre sus crueldad. Los
druidas eran los sacerdotes y los depositarios de las tradiciones célticas,
siendo los únicos conocedores e intérpretes de los misterios de la religión
céltica. Eran ellos los que tenían a cargo la educación de los niños y
jóvenes, y los que ejercían el poder judicial.

Los druidas creían en la existencia de otro mundo semejante a éste en el
cual la felicidad era eterna y el alma conservaba su identidad, sus hábitos y
pasiones. Cuando alguien importante moría, sacrificaban algunos de sus
esclavos favoritos para sepultarlos con él, juntamente con su caballo, sus
armas y vestidos. Los druidas también se destacaban por sus sacrificios
humanos a sus dioses, especialmente los niños y las vírgenes. Los
prisioneros de guerra muchas veces también eran sacrificados.

El 31 de octubre era el último día del año, según el calendario celta. Este
era el día más importante del año, y daba comienzo a la estación de frío,
tinieblas y decaímiento. En la noche del 31 de octubre celebraban la Vigilia
de Samán, el dios de los muertos, invocando los espíritus y las almas
condenadas y atormentadas. Ellos creían que Samán permitía que las
almas de los muertos retornaran a sus hogares en la tierra en esa noche
para buscar calor y buena voluntad. También creían que algunos de estos
espíritus se escapaban para irse de ronda con las brujas y demonios, los
cuales se aprovechaban de la ocasión para atormentar al pueblo,
secuestrando niños, destruyendo sembrados y animales. Hacían fogatas en
las colinas para guiar a los espíritus a los hogares de sus parientes y a la
misma vez para espantar y alejar a las brujas y fantasmas. Y para aplacar
la ira del dios Samán, ofrecían sacrificios humanos, con el fin de expiar los
pecados de los muertos.

Cuando los romanos conquistaron las Galias, el druísmo comenzó a decaer,
pero sólo en sus formas externas. Pasó el tiempo y los romanos
modificaron esta celebración, al combinar su festival de otoño en honor a
Pomona, diosa de las frutas y vegetales, celebrada el día primero de
noviembre. El emperador romano, Augusto, prohibió los sacrificios
humanos; y otro emperador, Claudio, decretó la abolición del culto
druídico, condenando a muerte a sus sacerdotes. Esto no logró detener los
elementos y las creencias de este culto, pues, seguían con firmeza. Para el
año 998 de nuestra era, la Iglesia Católica celebraba el "Día de todos los
Santos", y el Papa Gregorio III había establecido el primero de noviembre
para esa celebración. A esta fiesta se le llegó a conocer como
"all-hallows-mass", o sea, "misa de todos los santos". De aquí surge el
término "All-hallows-eve", o sea, "Halloween". Muchos historiadores
consideran este acontencimiento como un intento de la Iglesia Católica en
"cristianizar" la fiesta pagana druida, introduciendo la alternativa del "Día
de todos los Santos". Según el "cristianismo" fue esparciéndose
gradualmente sobre Europa y las islas británicas, estas costumbres y
tradiciones finalmente hicieron su aparición también en las Américas y
otros países.

(... Continúa en la siguiente
página ...)
Lea la segunda parte, «¿Es Malo Celebrar A Halloween?» [ aquí ]
©®2005-201
7 Jose Viera Publications