Es triste ver como mucha gente vive en este mundo, sin Dios y sin esperanza,
esclava a los vicios y a la perdición. Jesucristo vino a este mundo para
hacernos libres de las cadenas de la condenación (Juan 10.10).  Pero, ¿somos
realmente libres? Lamentablemente muchos cristianos han vuelto al yugo de
la esclavitud. Esta "nueva esclavitud" es disfrazada bajo falsa espiritualidad. O
sea, líderes religiosos llenos de caprichos personales y legalismo, sedientos de
poder y control, tienen a los feligreses "al puño", poniendo requisitos humanos
para lograr cierta espiritualidad y en muchos casos para alcanzar la salvación.
¡Esta no es la libertad a la que Cristo nos llamó!

El apóstol Pablo le escribió una carta a los gálatas, porque en un tiempo habían
andado en la libertad de Cristo y terminaron siendo esclavos de la ley otra
vez. Estas son algunas de sus palabras: "Ustedes iban bien. ¿Quién les ha
impedido a seguir la verdad? Ciertamente, no ha sido Dios, porque Él es el que
los llamó a ser libres en Cristo" (Gálatas 5.7-8, LBD).

Esto sucede todavía con mucha frecuencia. Hay iglesias que viven en pura
esclavitud espiritual, con un sinnúmero de requisitos, reglas, y cargas pesadas
que nada tienen que ver con la espiritualidad de una persona y mucho menos
con la salvación. Con esto no estoy quitándole valor o importancia a las reglas
u ordenanzas relacionadas al órden y a la conducta del creyente. Pero no
debemos confundir una cosa con la otra.

Dios quiere que Sus hijos sean libres en todo el sentido de la palabra. Él nos
hizo libres en Cristo para que andemos en completa libertad espiritual. Que
nada ni nadie controle nuestras decisiones y mucho menos nuestra vida
espiritual.

Apreciado lector, ¿eres realmente libre en Cristo Jesús? ¡Espero que sí! Y si no
lo eres, te invito a que hagas esta simple oración, pero ora de "todo" corazón:
«Señor, perdóname por haber vuelto al yugo de esclavitud. Te pido que me
ayudes a ser libre. Te necesito, oh Dios. Quiero vivir en completa libertad,
para servirte y para testificar a otros sobre tus grandezas y poder. En Cristo,
mi Libertador, te lo pido. Amén».
©®1996-2016 TODOS los derechos reservados. ALL rights reserved!
PO Box 64231, Souderton PA 18964 USA
-
-
2016 Jose Viera Publications
| Inicio | Principio del Artículo | Otros Artículos | Publicaciones | ¿Quién es José? | Contacto |
Escrito por José M. Viera
©®1996-2016 Todos los derechos reservados.
ALL rights reserved.
w w w . j o s e v i e r a . c o m
Descargue GRATIS la versión en PDF aquí
Descargue GRATIS la versión en PDF aquí
w w w . j o s e v i e r a . c o m