-
©®1996-2016 TODOS los derechos reservados. ALL rights reserved!
PO Box 64231, Souderton PA 18964 USA
-
2017 Jose Viera Publications
| Inicio | Principio del Artículo | Otros Artículos | Publicaciones | ¿Quién es José? | Contacto |
Escrito por José M. Viera
©®1996-201
7 Todos los derechos reservados.
ALL rights reserved.
w w w . j o s e v i e r a . c o m
¡Prosperaré!
por José M Viera

No soy inmune al fracaso o a las dificultades. No se me ha dado garantía de
salud, riqueza o felicidad en esta tierra. Pero tengo la garantía absoluta de
que mi Dios estará conmigo todos los días de mi vida. Por lo tanto, sé que
prosperaré, porque no estoy solo. Su presencia me da vida y salud; Él me
vivifica y me enriquece con toda bendición celestial. Él es el Río de Agua de
Vida, que refresca mi alma y apaga mi más profunda sed. Su Palabra es mi
alimento, por tanto, no moriré.

Por cuanto estoy delante de Su presencia, plantado junto al Río de Su
Espíritu, llevo los frutos que me identifican con Su amor. Dejo el mundo y el
pecado, no por obligación, sino por amor al Dador de la vida. Así como el
árbol absorbe el agua y produce muchos frutos, puedo absorber la Palabra
de Dios, para producir frutos, o sea, hechos y actitudes que le den honra y
alabanza a Él.

Prosperaré en Su presencia, no importa lo que pase. Si tengo que caminar
por el valle de la sombra y de la muerte, Él caminará conmigo y Su Espíritu
me infundirá aliento. No temo a los peligros ni a las incertidumbres de la
vida, porque Él es mi Pastor, por lo tanto, nada me faltará.

Aunque el mundo cada día se pone más seco, como un horrible desierto;
prosperaré porque Su Agua de Vida mantendrá mi vigor. No me marchito ni
me seco, porque Él me llena de Su presencia y me guía por Su Palabra. Él
sacia mi sed con su agua bendita. El mundo ve mis debilidades y mis
desventajas, y se alegra en ellas. Pero, yo vivo agradecido de mi Dios,
porque cuando más débil he sido para los demás, es cuando más grande y
fuerte Él ha sido en mi vida.

Cuando “soy débil” es cuando realmente más fuerte soy. Prosperaré aunque
el diablo no quiera. Prosperaré
aunque el mundo se oponga. Mi prosperidad viene de Dios: mi Roca, Escudo
y Fortaleza. ¡Todo lo puedo en Cristo que me fortalece!

Apreciado Lector: ¿Estás plantado a la orilla del Gran Río? ¿Puedes absorber
al agua cristalina que brota de Su Presencia? ¿Llevas los frutos de vida; las
evidencias de Su amor? ¡Espero que sí! Y si no estás seguro dónde y cómo
está tu vida delante de Dios en este instante, yo te invito a que tomes unos
momentos para que hables con Dios. Pídele perdón “por lo que sea”, porque
Él perdona.

Lecturas de Reflexión:
• Salmos 1 (Reina Valera 1960):
Bienaventurado el varón que no anduvo en consejo de malos, ni estuvo en
camino de pecadores, ni en silla de escarnecedores se ha sentado; Sino que
en la ley de Jehová está su delicia, Y en su ley medita de día y de noche.
Será como árbol plantado junto a corrientes de aguas, que da su fruto en su
tiempo, y su hoja no cae; Y todo lo que hace, prosperará. No así los malos,
que son como el tamo que arrebata el viento. Por tanto, no se levantarán los
malos en el juicio, ni los pecadores en la congregación de los justos. Porque
Jehová conoce el camino de los justos; Mas la senda de los malos perecerá.

• Salmos 23:1-2 (Reina Valera 1960)
Jehová es mi pastor; nada me faltará. En lugares de delicados pastos me
hará descansar; junto a aguas de reposo me pastoreará.

• Filipenses 4:13 (Reina Valera 1960)
Todo lo puedo en Cristo que me fortalece.