-
©®1996-2016 TODOS los derechos reservados. ALL rights reserved!
PO Box 64231, Souderton PA 18964 USA
-
2016 Jose Viera Publications
| Inicio | Principio del Artículo | Otros Artículos | Publicaciones | ¿Quién es José? | Contacto |
Escrito por José M. Viera
©®1996-2016 Todos los derechos reservados.
ALL rights reserved.
w w w . j o s e v i e r a . c o m
Vencido o vencedor
Por María Jiménez (Souderton PA)
Editado por: José M Viera — Usado con permiso de la autora.

Hay muchas situaciones que nos sobrevienen en la vida. Aun cuando más
afianzado estás con el Señor, te viene la prueba y desfallece tus fuerzas. No
quieres congregarte. No quieres orar. No quieres ayunar. Ni siquiera quieres
pensar en Dios. En esos momentos sientes que nadie te quiere, o sea, que tú
no le importas a nadie, ni a tu misma familia. Sin embargo, hay Alguien que
está esperando que tú le llames, que te humilles a Él y que le entregues tu
carga. Dile al Señor: —No puedo más. Te necesito en mi vida, en mi
corazón. Necesito tu ayuda, porque solo no puedo; y por eso necesito que Tú
me sostengas en Tus brazos.

Recuerda la ilustración de las huellas en la arena. Cuando pienses que
solamente tus huellas se ven dibujadas en la arena, recuerda que no estás
solo. Esas no son tus huellas sino las del Maestro, que te lleva en Sus brazos
de amor. No importa por la tormenta que estés pasando, el Señor no te
dejará caer.

—“Jehová es mi roca y mi fortaleza, y mi libertador”. —2 Samuel 22.2
(Reina Valera 1960).

No hay problema ni traba del enemigo que pueda más que el poder de Dios.
La Palabra nos dice que “Todo lo puedo en Cristo que me fortalece”. —
Filipenses 4.13 (RV1960). En Cristo eres más que vencedor (Romanos 8.37).